NI DE IZQUIERDA NI DE DERECHA – OPRESORES U OPRIMIDOS

Estableciendo a modo de referencia un momento en la historia, revisemos a partir de 500 años para acá, las distintas instancias por las cuales el hombre ha transcurrido.- En cada una de ellas podemos apreciar de qué modo y sistemáticamente se produjeron permanentes hechos de sometimiento, violación, atropellos, invasiones, imposiciones, vejaciones, del hombre contra el hombre.- Se podrán hacer todo tipo de análisis políticos, sociológicos, religiosos, filosóficos, sobre la conducta humana.- Culminados los diferentes análisis, éstos, tal como si fueran una zaranda, dejarán en evidencia que el gran germen  de la discordia siempre está íntimamente ligado a las conductas de los seres humanos en sus distintas aristas.-

Estas conductas establecieron y establecen una supremacía de unos sobre otros, quien obtenga mejores acciones en pos del sometimiento ejercerá el poder.- El hecho objetivo está en ejercer un poder para dominar al otro.- El ejercicio de ese poder por un sector que se autoproclama opresor, imponiendo las reglas sobre un sector mayoritario de seres humanos que se transforman en oprimidos.-

Desde aquellos tiempos a los cuales hacíamos referencia y hasta la actualidad, existen dos clases bien definidas, quienes oprimen y quienes son oprimidos.- Toda las discusiones serán valederas, todos los debates serán atendibles, pero la realidad no se puede desdeñar.- La realidad que se impone, plantea la desgarradora imagen de una mayoría que debe luchar denodadamente para sobrevivir.- Y esa lucha es una lucha sin cuartel, es una lucha por momentos despiadada, que surge de manera exponencial cada vez que un ser humano sufre los atropellos constantes de otro ser humano.-

La tolerancia deja de existir, la paciencia deja paso a la rebeldía, se produce una metamorfosis en la conducta del ser humano que apela a todos aquellos elementos a su disposición para autoprotegerse.- El instinto de supervivencia late, es innato en cada ser.-

La conducta humana, tan indescifrable por momentos, no se compadece con criterios de sensibilidad y humanidad.-

El estado deliberativo sobre la evolución del hombre es permanente.- ¿El hombre ha evolucionado o por el contrario su involución prevalece? Si aplicáramos el sentido común, a partir de nuestra capacidad de raciocinio, llegaríamos a la conclusión que el hombre ha evolucionado.- Pero el raciocinio también conduce a realizar y/o cometer actos que van en desmedro del propio ser.- La autodestrucción, sin que muchas veces nos demos cuenta, pareciera parte de nuestra genética.-

Hoy vivimos en un permanente acto discursivo, ser de derecha o ser de izquierda.- Se debaten los modelos a seguir.- De una vez por todas establezcamos donde posicionarnos.- Quienes afirman diferentes variables ideológicas, terminan prescindiendo de una mirada más amplia.- Las grandes élites, a los poderosos del mundo les importa muy poco las ideologías.- Su único objetivo de máxima es la rentabilidad de sus negocios y para llegar a ese objetivo no lo hacen manteniendo una ideología predeterminada.- Aplican el criterio de maximizar rentabilidad a como de lugar.- A costa del sacrificio del individuo.- Al poder opresor le genera una pérdida de tiempo debatir o discutir sobre una ideología determinada.- Todo acción que se realiza, toda decisión que se toma, siempre estará impregnada de todos aquellos condimentos necesarios que permitan cristalizar en los hechos volúmenes de negocios en su propio beneficio.- Cuando se pregonan políticas neoliberales, éstas no contemplan las necesidades de los trabajadores.- Los trabajadores son un número más en una macroeconomía destinada a fortalecer a las grandes corporaciones.- El costo laboral representa un elemento que debe minimizarse en el entramado de negocios de las empresas.-

Esas lucha, esas disputas, son permanentes, para poder enfrentar y buscar puntos de consenso que permitan adquirir derechos laborales, se debe estar permanentemente atentos y consolidar mecanismos de defensa.-

El capitalismo tiene como un rasgo característico, su insensibilidad, todo es pasible de ser comerciado, a priori, quien invierte siempre está predispuesto a que dicha inversión le genere dividendos.- Para que esto suceda, utiliza todas las armas con las que cuenta y en caso de no tenerlas, paso a un nivel superior que es el de la imposición.- Sojuzga, somete, impone sus propias reglas sin detenerse a considerar las consecuencias o afectaciones a la vida humana.- La vida humana forma parte del engranaje, es un sistema perfectamente estudiado y aplicado.- El fin justifica los medios.- El opresor oprimiendo y el oprimido soportando.-

El opresor no establece límites, quienes deben imponer y salvaguardar esos límites son los oprimidos.- Para que esto ocurra, siempre se hará con lucha, lucha y más lucha.-

Todo análisis se desvanece cuando aquel que oprime, descalifica esos análisis.- El capitalismo como tal, sólo concibe que debe recorrer un camino que lo lleve a su cometido final, potenciar sus ganancias.- Cuando esto no sucede, concluye en un balance negativo de sus expectativas.- El capitalismo es depredador.-

Las ideologías son un mero lirismo que pretenden imponer mecanismos de razonabilidad para luego ser aplicados en la vida cotidiana.- Estos mecanismos de razonabilidad conforman un catálogo de buenas intenciones, que muchas veces no tienen un buen andamiaje que consolide un sistema sustentable en el tiempo.-

Los grandes poderes económicos mantienen una hoja de ruta inalterable, los opresores siempre estarán un paso adelante en la concreción  de sus objetivos.- Mientras que los oprimidos confluyen de manera dispersa en intentos de conformar bloques homogéneos para detener un avasallamiento sistemático.- Los oprimidos navegan en el mar de la incertidumbre, no existen programas a largo plazo, se vive el día a día, el estado de dependencia es insoslayable.- Mientras el opresor se fortalece, el oprimido siempre debe reorganizarse de manera cíclica.-

La dependencia del oprimido lo deja expuesto a las variables del mercado, la mano de obra del trabajador debiera ser materia negociable.- La mano de obra del trabajador es en sí misma, un producto negociable, por lo tanto debe ser cotizada con el mismo criterio de aplicación que tiene el capitalismo.- El Capital del trabajador es su propia mano de obra, ésta se debe volcar al mercado con una cotización preestablecida y luego ser defendida en todas las instancias.- Lamentablemente en la práctica la valorización y cotización de la mano de obra se desvirtúa por no existir un programa sustentable y por las necesidades propias de cada trabajador.- Ante esta situación, el trabajador vive expuesto a la incertidumbre de los avatares del juego de oferta y demanda.- Cuando la demanda aumenta, potencia a la oferta y ésta impondrá como un efecto dominó, la actividad laboral.-

La mano de obra del trabajador es de vital importancia, lamentablemente el propio trabajador en su propia dispersión conspira contra sí mismo, no valorándose de la mejor forma.- Queda expuesto, queda condicionado por sus propias necesidades sufriendo la opresión del opresor.-

Todo ser humano tiene características individuales y personales, independientemente de las biológicas, diferentes.- Esas características denotan sus propios dones, sin ellos no podríamos manifestarnos por esta vida.- La lucha debe continuar y defender nuestros dones y derechos.-

En el cotidiano vivir siempre será necesario demostrar nuestras actitudes y aptitudes, más allá de nuestras ideologías.-

 

Anuncios

LAS MENTIRAS MEDIÁTICAS

La interrelación de emisores y receptores de la información (sujeto-objeto), se produce de una manera desigual en la conformación y preparación entre los primeros y los segundos.- Al perfeccionamiento de los medios de comunicación desde el punto de vista tecnológico, en infraestructura, en marketing, capacitación de las diferentes áreas periodísticas, se le debe sumar el perfeccionamiento en disciplinas como la sicología, la biogenética, el control de las mentes, etc.- Toda una ingeniería comunicacional que les permite a los grandes medios llegar a la masa de manera contundente y eficaz.-

Los grandes medios han adoptado a la información como una mercancía más, como un producto que debe llegar al consumidor con la mejor puesta en escena.- La transformación en mercancía no se discute, por lo menos de aquellos que como receptores debieran realizar.- La brecha  entre la fortaleza compacta del Sujeto-emisor y la vulnerabilidad del objeto-receptor cada día se amplía.-

La falta de conciencia de parte de los receptores (ignorancia y desidia), es la razón por la cual, como consumidores, conspira contra su propia integración a la información.- El derecho a la información debe ser asumida y respetada, pero también debe existir por parte de quien la consume, la capacidad analítica para comprender quien la emite y las fundamentaciones de la información recibida, (control de calidad).-

Los grandes poderes comunicacionales mantienen estrategias y políticas de interpretación de las grandes masas, independientemente de la razón social que la información pueda expresar.-

Que comprensión tenemos de la información?

La interrelación entre el sujeto (emisor) y el objeto (receptor) manifiesta un permanente intercambio de información sin solución de continuidad.- Toda acción de dos o más personas para comunicarse plantea la necesidad de ese intercambio.- Existen informaciones objetivas y subjetivas.- Las primeras son los hechos concretos que no tienen una doble lectura, hechos palmarios.- Las segundas son las interpretaciones que se producen de las primeras.- La subjetividad interpretativa de un hecho concreto.-

Los grandes medios hacen de la subjetividad una acción transformadora, que supone la malversación de informaciones con un objetivo primario, éste pretende imponer una lectura predeterminada para que la masa la interprete en función de ese objetivo primario.- Al carecer la masa de una capacidad analítica o control de calidad de la información (mercancía) que recibe, ésta queda expuesta a una manipulación de sus mentes  y sus conductas.-

Hoy la capacidad de manipulación, transformación, ocultamiento y tergiversación que tienen los grandes medios es proporcionalmente inversa al desconocimiento que tienen las grandes masas de su manipulación.- Abrir las mentes de dichas masas es el gran desafío por delante.- El desconocimiento de la verdad siempre será un factor que irá en desmedro de las grandes masas y caldo de cultivo para que la manipulación se produzca sin ningún tipo de rechazo o rebeldía.-

La lectura de la historia, la religión, la política, las costumbres culturales, siempre están sujetas a la visión de quien o quienes las escriben.- Por lo tanto, aquí se pueden apreciar como el sujeto-emisor impone su criterio sobre el objeto-receptor.-

El cambio cultural y costumbrista, el cambio en la visión de las historias que se nos han inculcado, deberán ir de la mano de un intenso estudio y modificación de nuestras propias estructuras de pensamiento.- Nuestras concepciones de la realidad han sido formateadas de una forma tal que no es concebible adoptar una postura diferente.- Hurgar en nuestra propia historia, considerar nuestros orígenes, buscar un entendimiento de nuestras conductas heredadas de nuestros ancestros.- Los seres humanos desde el punto de vista biológico somos iguales, las diferencias se aprecian a partir de nuestras conformaciones como individuos de acuerdo  a nuestro tiempo y espacio.-

Vivir en zonas cálidas no es lo mismo que vivir en zonas frías, vivir en zonas rurales no es lo mismo que aquellos que viven en ciudades sumamente pobladas.- El hábitat natural en el cual se vive es razón influenciable para los individuos.- Las costumbres, las creencias, los acentos, las perspectivas y expectativas de vida.- Todos elementos a considerar para la adaptación y comprensión de las conductas.-

Los grandes medios hegemónicos tienen claramente establecidos las conductas de los seres humanos en cualquier parte del planeta, en caso que existan rebeliones o revoluciones de un sector que ha abierto su percepción y ha tomado conciencia del peligro, si es necesario, lo eliminan.-

La modificación de nuestras ideas y concepciones se producen de manera lenta, existen avances importantes para que no seamos cooptados a partir de nuevas herramientas de comunicación.- Aún así, la brecha entre el poder mediático y los consumidores se amplía.- Sólo el instinto de supervivencia puede, muchas veces, contrarrestar tanto atropello y abuso.-

Mentiras y más mentiras, ¿Dónde está la verdad?

Encontrarla, sólo depende de cada uno de nosotros.- Existen dos posiciones claras.- El sujeto-emisor define el relato e impulsa a través de sus medios hegemónicos que la información se comprenda de una determinada manera.- El objeto-receptor sólo atina a posicionarse bajo dos posturas más o menos cómodas: rechaza todo cuanto recibe o acepta todo aquello que recibe como información como si fuera la verdad revelada.-

Quienes conformarían una tercera postura son aquellos que buscan denodadamente, determinar el origen de la información, que la analizan, que cotejan entre varias opiniones sobre una misma información para  lograr darle una lectura comparativa.-

CAPACIDAD DE ANÁLISIS Y TOMA DE CONCIENCIA